Auto-Propulsadas

Las cintas de correr auto-propulsadas o auto-generadas son aquellas que no funcionan con corriente. Esta característica para estás máquinas de gimnasio implican dos cosas: no consumen electricidad y suponen un entrenamiento más intenso ya que es el propio usuario quien tiene que mover el tapiz al correr.

Que estas cintas de correr no consuman electricidad supone una ventaja doble, ya que por un lado supone ahorro económico y por el otro le ahorramos emisiones de carbono al medioambiente.

La mayor intensidad de estás máquinas de gimnasio resulta perfecto para quien le pida más a una cinta de correr que un mero calentamiento de 10 minutos. Una sesión de 30 minutos puede llegar a suponer hasta una hora en una cinta de correr convencional.

Fijar Dirección Descendente
por página
  1. Agotada
  2. Agotada
  3. Agotada
Fijar Dirección Descendente
por página
Cintas de correr curvas autopropulsadas | Progym.es

Cintas de correr curvas autopropulsadas

En la actualidad existe un amplio número de alternativas para mantenerse en forma; las cuales van desde una simple caminata, pasando por un gimnasio y un entrenador personal, hasta el uso de máquinas especializadas. Por ejemplo, una rutina ejecutada con una cinta de correr con motor o sin motor, combinada con una buena alimentación, te ayudará a alcanzar tu meta de mantener o bajar de peso. Pero, ahora te presentaremos una opción revolucionaria.

Se trata de una cinta de correr curva autopropulsada. ¿Qué es esto? El equipo perfecto para tener una vida saludable, cuyas características más resaltantes son:

  • Superficie curva. La cinta no es plana, como en los equipos tradicionales; sino que presenta una ligera curvatura.
  • Carece de motor. Por tanto, no requiere de electricidad y se activa con la fuerza muscular transmitida por el usuario.

Ventajas de una cinta de correr magnética

Es un secreto a voces que mantener el peso o mejorar la tonificación muscular exige seguir una rutina de ejercicio, tener buenos hábitos de alimentación y ser constante. Para desarrollar la primera opción te promocionamos una cinta de correr autopropulsada que ofrece las siguientes ventajas:

  • Sin velocidad máxima. Al no tener motor, casi no experimentarás limitación en cuanto a la velocidad que podrás alcanzar.
  • Sin límite de tiempo. Podrás usarla durante el lapso de tiempo que desees, sin generar ningún gasto eléctrico; con lo cual ahorrarás dinero.
  • Uso fácil. Se trata de un equipo sencillo de utilizar. Simplemente, comienza a moverte estando sobre ella y habrás iniciado el entrenamiento.
  • Sin ajuste ni controles. Viene lista para un uso inmediato y no requiere de ningún ajuste. No cuenta con controles ni botones para accionar. Y es que, la mayoría de las personas solo quieren entrenar, sin estar pendientes de llevar a cabo tareas complicadas.
  • Ergonómica y natural. Su forma curva, compuesta por láminas que no ofrecen roce, transmite una sensación de naturalidad.
  • Entrenamiento individual. Su forma ergonómica obliga a que el cuerpo trabaje a toda marcha para que, empleando solo la energía muscular, logre que funcione. A mayor esfuerzo, mayor velocidad; así, el nivel de entrenamiento requerido por cada corredor es más sencillo de alcanzar.
  • Mayor consumo de calorías. En comparación con una cinta de correr con motor, el esfuerzo y el consumo de energía son mayores; así, con el uso regular de este equipo, llegarás a quemar hasta un 30% de calorías adicionales.
  • Sencillez y practicidad. La cinta se mueve al ritmo del usuario. Por tanto, podrás concentrarte solo en la fuerza que necesitarás imprimir al entrenamiento para alcanzar la rapidez deseada.
  • Sin tecnologías complicadas. Su único elemento de tipo tecnológico es una consola pequeña, que funciona con batería, para consultar los valores de desempeño.
  • Adecuada al corredor. Dado que la cinta se mueve acorde a la fuerza del usuario, no habrá cambios bruscos ni riesgo alguno de experimentar caídas; ya sea, un entrenamiento rápido o lento. Esto la hace apta para personas mayores o con problemas de salud.
  • Ecológica. No consume electricidad y, por tanto, no contamina ni genera huella de carbono. Por esto, resulta muy atractiva para quienes se preocupan por el cuidado del medio ambiente.
  • Al no tener motor, esta es una máquina muy silenciosa. Además, no requiere de casi ningún mantenimiento.
  • Inalámbrica. No posee cables que entorpezcan el paso o dificulten las labores de limpieza en el área.

¿Quiénes pueden usar las cintas de correr sin motor?

Cualquier persona que quiera entrenar, desee bajar de peso o busque mantenerse en forma, podrá usar una cinta de correr curva de precio accesible. Con ella se camina, se trota o se corre a la velocidad que energéticamente desee el corredor.

En conclusión, comprar una cinta de correr curva sin motor para usarla en el hogar, proporcionará muchos beneficios a todas las personas que quieren llevar un estilo de vida saludable. Visita el catálogo online de Progym y descubre todas las opciones que tenemos para ti.

Más información Menos información