Auto-Propulsadas

Las cintas de correr auto-propulsadas o auto-generadas son aquellas que no funcionan con corriente. Esta característica para estás máquinas de gimnasio implican dos cosas: no consumen electricidad y suponen un entrenamiento más intenso ya que es el propio usuario quien tiene que mover el tapiz al correr.

Que estas cintas de correr no consuman electricidad supone una ventaja doble, ya que por un lado supone ahorro económico y por el otro le ahorramos emisiones de carbono al medioambiente.

La mayor intensidad de estás máquinas de gimnasio resulta perfecto para quien le pida más a una cinta de correr que un mero calentamiento de 10 minutos. Una sesión de 30 minutos puede llegar a suponer hasta una hora en una cinta de correr convencional.

Fijar Dirección Descendente
por página
Fijar Dirección Descendente
por página